Google+

miércoles, 29 de marzo de 2017

EU, Britain and "the guardian":


El Susanato se cree que es posible recuperar los esplendores de la España de 1992

www.eldiario.es/zonacritica/Susana-Diaz-regreso-Espana

Como si de un Fernando VII redivivo se tratase, hemos sido testigos de la peripecia que ha convertido a Susana Díaz, presidenta de Andalucía, en candidata al gobierno de España por el PSOE, si así se decidiera en primarias. De sus dudas o tiempos medidos, de las voces que corrían pregonando su advenimiento, de la entronización el domingo en Madrid haciendo gala de antiguas glorias del partido y de la unidad del aparato. Por fin, la deseada, se decidió, y la sala y la prensa oficial estalló en júbilo. 
Y, sin embargo, cuesta entender dónde se encuentra el carisma de la política andaluza. Ni por su gestión, ni por los votos menguantes, ni por la enjundia de su discurso. 
Susana Díaz es, sin duda, la imagen que la derecha y todo el establishment tienen de lo que debe ser el socialismo del siglo XXI. Conservadora, católica y sentimental, y colaboradora con el sistema por muchas que sean sus injusticias. El mal menor, el eterno mal menor que ha hundido a la socialdemocracia en toda Europa.

Rajoy y un señor de Murcia

www.eldiario.es/zonacritica/Murcia-espejo-Espana
Cada nuevo acto de la tragicomedia protagonizada por el PP y el todavía presidente Pedro Antonio Sánchez convierte a Murcia en un espejo perfecto de cuanto está sucediendo en España y su política. Si el clásico de Miguel Mihura Ninette y un señor de Murcia retrató la miseria humana de la España franquista del desarrollismo y la emigración, esta versión 2.0, que bien podría titularse Rajoy y un señor de Murcia, ejemplifica con precisión milimétrica la miseria de todos los déficits mayores que arrastra la cultura democrática española.

Así, en Murcia, su presidente, el PP y Rajoy pretenden que eximamos de cualquier culpa a Pedro Antonio Sánchez porque los seis millones de euros despilfarrados en un auditórium que no está ni terminado "están allí, en la obra y no se los ha llevado a su casa". Ahora que parecía ya estábamos de acuerdo en que no bastaba con no ser ladrón y teníamos derecho a exigir buenos gestores, va a resultar que no, que el despilfarro representa un derecho del gobernante que puede ejercer libremente y por el cual no debe rendir cuentas ni asumir responsabilidades. La incompetencia vuelve a ser un eximente político.

martes, 28 de marzo de 2017

¿Y si los militantes se divorcian de los votantes?

En España, el PSOE se enfrenta a unas primarias complicadas tras la traumática salida de Pedro Sánchez. Éste se arroga el calor de las bases y tal vez lo tenga en cierta medida, pero los votantes le fueron dando la espalda en las citas electorales: consiguió 5,4 millones de votos en junio de 2016, frente a 5,5 millones en diciembre de 2015 y los 7 millones que había conseguido el PSOE en 2011. No se puede decir que su estrategia atrajera a más votantes.
En Andalucía, el PSOE de Susana Díaz en 2015 perdió terreno en 2015 y sumó 1,4 millones de votos frente a los 1,5 millones de 2012. La emergencia de Podemos dificultó la mayoría absoluta que sumaba con Izquierda Unida y Díaz gobierna tras un pacto con Ciudadanos.
La situación es de alerta para una izquierda europea que parece haberse quedado sin discurso (con la interesante excepción de Schulz en Alemania). Pero conviene no confundir el mayor riesgo, ya que es doble: el primero es el peligro de divorcio entre los líderes y las bases; pero el segundo y principal es el riesgo de divorcio entre esas bases y los votantes. Si eso se produce, si los votantes no acompañan a los militantes en sus decisiones, los socialistas españoles, británicos y franceses deberán hacérselo mirar.

lunes, 27 de marzo de 2017

Consultas con urnas semivacias, entregas de armas y sociedades "civiles".

Que en Euskadi nos morimos por votar a favor de nuestra independencia quedó evidenciado el pasado Día del Padre, con la clamorosa participación ciudadana en las consultas impulsadas por Gure Esku Dago en 34 localidades de Guipúzcoa y el municipio vizcaíno de Larrabetzu. Nada menos que un 24% del censo electoral (incluidos en él adolescentes de 16 años) fueron a las urnas que se montaron para decidir si queremos o no que Euskadi se independice de España.
Lógicamente, más del 81% de los que votaron dijeron que sí; un hecho que, por su enorme trascendencia, abrió el informativo nocturno de la ETB. La información venía ligada a la que ya nos había llegado de "Iparralde" respecto a la intención de ETA de entregar las armas. 
Y ambas estaban unidas por el papel que se autoasigna  una extraña “sociedad civil” que nadie recuerda haber elegido para tomar decisiones estratégicas sobre nuestro futuro.
A veces me cuesta creer que se crean ellos mismos todas las historias que nos cuentan. Tanto las historias o historietas que vienen de los variopintos recobecos del nacionalismo radical, y a veces violento, como las de la televisión que pagamos todos pero parece enfocada solamente a una parte de la misma por su clara y excesivamente manifiesta parcialidad.

¿Se han equivocado en el PSOE y han atrasado la hora 30 años?


sábado, 25 de marzo de 2017

PSOE: Escisión o lealtad

Parece ser que si prescindimos de Patxi, el candidato "de la unidad", y estudiamos las posibilidades de los otros dos candidatos, algunos creen que el madrileño, como dicen que ha dicho alto y claro a quien le ha querido escuchar, acatará los resultados de las primarias y cerrará filas con el ganador tras garantizarle absoluta lealtad, recuperando así la tradición socialista que Susana Díaz rompió a las pocas semanas de resultar elegido Pedro Sánchez. No me lo creo pero eso parece que dice.
Por otra parte, si el ganador resulta el madrileño no hay nada más que informar de los planes que, a modo de amenaza, esgrimen un día sí y otro también barones, diputados y periodistas afines a la Comisión Gestora y a Susana Díaz.
Y estos no son otros que, si no lo descabalgan antes con la broma del crowdfunding o cualquier otra vaina que se inventen, no aceptarán la victoria de Pedro Sánchez y en seis meses a lo sumo procurarám llevárselo por segunda vez por delante por el bien de España y la Humanidad y por la españolidad de los huevos fritos con chorizo.
Vamos, que este sindicato de intereses en el que se ha convertido el partido que fundara Pablo Iglesias un dos de mayo de 1879 como un partido inequívocamente de izquierdas, de ninguna forma le va a dejar gobernar de nuevo los destinos del PSOE.
Para entender este contubernio en que se ha convertido el PSOE no hay nada más que ver algunos de los primeros espadas que acompañarán a Susana Díaz en su debut como candidata a las primarias: Felipe González, ZP, Alfonso Guerra, Pérez Rubalcaba, Carme Chacón, Bono, Pepiño Blanco y los barones autonómicos afines excepto Javier Fernández, que no asistirá por ser presidente de la Comisión Gestora (García-Page, Fernández Vara, Lambán y Ximo Puig)
Ellos, todos ellos, por su forma de actuar, por sus conspiraciones obsesivas, por sus puertas giratorias, por sus "pasteleos" con la derecha, por su pérdida de la calle o por su miopía (léase en el caso de Alfonso Guerra, que a la vejez ve comunistas hasta entre los guerristas), sí que han escindido al PSOE de la mayoría de los militantes, que quieren que su partido sea un partido de izquierdas, un partido autónomo, un partido pegado a la calle, un partido de las clases medias y trabajadoras, un partido de los jóvenes, un partido de las mujeres, un partido de los pensionistas, un partido contra las puertas giratorias, el clientelismo y la corrupción… Y no quieren que el PSOE sea un jarrillo lata de la derecha, cómplice de gobiernos levantados a golpe de comisiones; no quieren que sea carne de despachos de influencias.

PSOE ... ¿camino de la escisión?

Vistos los últimos movimientos 
y los tres candidatos  al cargo
Si Susana o Pedro mantienen la "pelea"
y deciden mantener su confrontación hasta el final
la escisión parece asegurada.

Desde la distancia, aparentemente,
solo Patxi parece poder asegurar
un partido unido.
Ahora bien, si los dos continúan su enfrentamiento, 
quizás éste se retire de la pelea, ...
y entonces
... que el último cierre la puerta al salir.


viernes, 24 de marzo de 2017

London, you´ll never walk alone!.

www.orain.eus/youll-never-walk-alone-articulo-xabier-lapitz/

En Londres han atacado la mejor aportación británica al mundo: 
la democracia parlamentaria. 

Westminster es el epicentro de un sistema político 
que se ha ido extendiendo allá donde florecía la democracia. 
Cuanto más se parece a la Cámara de los Comunes, 
más demócrata es un Parlamento. 

La intensidad y la corrección en el intercambio de ideas, 
los debates apasionados en búsqueda de soluciones, 
el control al Gobierno, el respeto a la Justicia, 
la flexibilidad para adaptarse a las demandas de la sociedad, 
todo eso y más constituye la esencia parlamentaria anglosajona. 

Por eso debemos defender entre todos ese modelo 
frente a la dictadura del terror y proclamar hoy bien alto: 

You´ll never walk alone!.

jueves, 23 de marzo de 2017

Las cunetas de ETA

Condicionar perdón a perdón es prolongar el enfrentamiento, alentar el dolor de las víctimas, mantener una espiral que sólo cesa cuando el agresor se reconoce y ofrece a reparar el daño.

Hay dos modelos para construir una sociedad: larvarla con resentimientos ocultos o cimentarla en el perdón, la verdad y la reconciliación.

Medir los pasos en el abandono de la violencia es seguir utilizándola, aprovechar la coacción y el miedo, que durante tantos años fueron herramienta y medio para alcanzar fines. Es mercadear con el sufrimiento de las víctimas y alimentar un futuro plagado de réplicas y Talión.

La violencia sólo la puede detener el violento. Es el violento quien tiene que dejar de serlo y, además, quien debe esmerarse en que desaparezca todo rastro del terror y de la conmoción que causó a sus víctimas. De ahí que la simple condena de prisión, por larguísima que sea, carece de efecto reparador. Es necesario reparar la paz. La paz de la víctima y también la paz del agresor.

Que la víctima olvide es imposible si con ello sólo se trata de calmar la memoria del agresor. Que la víctima no recuerde es mantenerla como víctima si en realidad sólo se pretende que el agresor olvide su pasado. El agresor jamás alcanzará paz si no la garantiza a sus víctimas.

Porque nada de lo que haga una víctima facilita el cese de la violencia y del terror. Esperar a que la víctima haga es culparla, es descargar sobre ella responsabilidades que sólo le corresponden al agresor. La paz de la víctima está en el agresor en la medida en que el agresor ponga todo su empeño y esfuerzo en devolvérsela a sus víctimas.

La asfixiante realidad que se vive en muchos rincones de este país, la persecución y el acoso social y personal hunden sus raíces en el terrorismo.


Es la prueba de una espiral que se mantiene y se mantendrá más allá de las apariencias y las exhibiciones mediáticas. Formalmente dirán que ETA se ha disuelto. Socialmente no habrá desaparecido si las víctimas siguen siéndolo.


Porque encontramos reparación cuando reparamos. Encontramos justicia si la sembramos con nuestros actos y con nuestro ejemplo. Dando se recibe. Quien se limita a exigir ajustes de cuentas, tarde o temprano, se encontrará con que tiene que pagar las suyas. Y así se mantiene la espiral hasta el infinito: cuentas por cuentas.

No basta con que ETA entregue las armas. No basta con que ETA acredite su completa y absoluta disolución. En el siglo XXI no basta. Tal vez hace treinta o cuarenta años hubiera bastado. Tal vez. Desde luego que hoy no. Y cuanto más tarde más difícil será la reparación y más exigentes las condiciones para lograr una verdadera paz.

Si vale, si nos engañamos diciendo que nos vale, volveremos a tener cunetas llenas de fantasmas que, una y otra vez, reaparecerán en el presente debilitando la sociedad. Siempre habrá cuentas pendientes. Los fantasmas no se tapan con otros fantasmas. Se acumulan y, tarde o temprano, terminan surgiendo todos y cada uno. Los temores y los resentimientos se perpetúan, impidiendo que la sociedad madure. El valor y el esfuerzo de reconocer y reparar son cimientos sólidos. El rencor y la pendencia es polilla y carcoma para cualquier construcción nacional.

 A todas y cada una de las víctimas debemos su reparación, su justicia y su verdad. Nada de compensar unas con otras. A todas y cada una de las víctimas, si de verdad queremos construir una sociedad madura y una paz sólida y perdurable.

Este artículo es de Angel Luis Fortún del diario digital navarra.com, me ha gustado: