Google+

sábado, 20 de mayo de 2017

El 'casco azul' López trata de 'salvar al soldado PSOE' del "suicidio colectivo". ¿Qué interés oculta?

Pero ... ¿Por qué hay que insistir en mantener unido algo que por activa y por pasiva demuestra en su día a día que no quiere seguir actuando conjuntamente?

¿No será que Patxi se está intentando asegurar que, gane quien gane, él podría ser el firme candidato a presidir el partido, y por eso se hace fuerte en el discurso de la unidad, las ideas claras y de izquierda y en "no pasar a cuchillo a nadie" el día después?

Las cuadernas del PSOE han reventado completamente, dejando al partido abierto en canal, en estado comatoso, acechado por los insultos, la división y los cuchillos volando por encima de las cabezas de la militancia. Una realidad que, solo bajo una falsa unidad, al menos a corto plazo, podría arreglarse. Y para falsedades, ya ha habido bastantes.

En esta campaña se han visualizado dos tácticas políticas radicalmente distintas. Lógico sería pactar que quien gane se quede con las siglas y el otro presente su propia alternativa, clara y diferenciada, y sin miedo a las urnas, se presenten ante la ciudadanía.