Google+

sábado, 18 de febrero de 2017

Gastos militares ... iniciales y finales


En una sociedad donde estamos acostumbrados a que los gastos militares se entiendan como los que surgen de las armas y de los ejércitos, suena razonable pensar que habría que añadir a los mismos, los gastos que surjan de las consecuencias de estos, es decir, de la atención a los heridos y refugiados provocados por el mismo conflicto. ¿No?


viernes, 17 de febrero de 2017

Un "Fuenteovejuna", descafeinado y poco creíble, en el Arriaga


Fuente Ovejuna (1619) es una obra de teatro barroco, de Lope de Vega, en la que el pueblo se levanta contra la injusticia y los abusos de poder. La rebelión acabó en asesinato, pero el pesquisidor no pudo arrancar de las bocas de los aldeanos más que una única respuesta: «Fuente Ovejuna lo hizo». Frente a este admirable comportamiento se renunció a continuar la investigación dando por justa la venganza del pueblo.
El grupo de mujeres de El Vacie, siete años después de su recordada representación de La casa de Bernarda Alba, ha retornado con esta obra que, en mi opinión, falla estrepitosamente, quizás no tanto por las interpretes, y más por la dirección de la obra, es decir, en este caso, por Pepa Gamboa.
Se intenta demostrar que otro teatro es posible, y lo es. Sin duda. Pero no entiendo la necesidad de que los amateurs jugando a ser profesionales, con todo el derecho, se les trate como si lo fueran. Cada uno tiene su campo de actuación. Y aunque la experiencia sea inolvidable para las actrices, el producto final resultante es de una calidad muy escasa, impropia, en mi opinión, del Arriaga.

La justicia será ciega. Los ciudadanos no lo son.

Otro vasco al truño por infringir la ley,
 aunque éste no creo que tenga gran interés 
en viajar a Euskal Herria.
Y no sé si todos los que reivindican ese viaje
asumen la "vasquidad" del recien condenado.
En Fin.
Iñaki Urdangarin irá a la cárcel, aunque muchísimo menos tiempo del que quería Anticorrupción. El desenlace, por decepcionante, era sin duda el esperado. Frente a quienes argumentan que “el sistema funciona” porque al menos la infanta se ha sentando en el banquillo cabe recordar las decenas de anomalías que ha vivido este proceso judicial desde el mismo día en que arrancó. 

Por mucho que se repita desde los medios monárquicos el juicio a la infanta no demuestra en ningún caso que todos seamos iguales ante la ley. La infanta llegó al banquillo a pesar del sistema, no gracias a él. La levedad de la sentencia solo confirma lo flexible que resulta nuestro sistema judicial. 

¿Puede alguien convivir con un delincuente que prevarica, que malversa, que defrauda a Hacienda, que practica el tráfico de influencias, que falsea documentos sin que quien duerma en su cama, y se lucra gracias a estos delitos, no sepa absolutamente nada? La respuesta de la justicia es “depende”.

Si eres  Ana Mato o Cristina de Borbón puede colar. Si eres  Isabel Pantoja (o probablemente la mujer de Luis Bárcenas) es que no.

jueves, 16 de febrero de 2017

The winter´s tale, de Shakespeare, en el Arriaga


Declan Donnellan está considerado un maestro de la dirección escénica y un referente mundial por sus montajes de “teatro shakespeariano” como Director Artístico de la compañía británica Cheek by Jowl, que comanda junto al escenógrafo Nick Ormerod. 
Sus obras destacan por su belleza y calidad, como “The Winter’s tale” (El cuento de invierno), esta maravillosa representación en inglés sobretitulado que lleva al patio de butacas toda la riqueza del mundo del genial autor inglés, mostrándonos un Shakespeare que, tras completar sus grandes tragedias, permite en esta obra que la oscuridad de un terrible drama de paso a la alegría, a la vez que los personajes reflexionan acerca del comportamiento humano.
Donellan ha presentado con gran éxito obras clásicas y modernas de teatro, ópera y ballet, escribió el libro “El actor y la diana” e incluso incurrió en el cine dirigiendo a Uma Thurman en la película “Bel Ami”.
La obra de hoy, junto con las últimas que se han representado en el escenario, están poniendo el listón muy alto y parece que el nuevo director del Arriaga, Calixto Bieito, no es ajeno al mismo. Zorionak!

“Es bonito ver a Aznar y González juntos defendiendo los derechos que no defienden en su propio país”

Y defendiendo los derechos en unos países,
pero no los mismos derechos en otros.
¿Les habéis visto juntos defendiendo 
los DD.HH. en China?
Yo no me acuerdo.
¿Por qué será que solo se meten con 
los gobiernos moribundos y débiles?

miércoles, 15 de febrero de 2017

Le Pen no ofrece dudas. Francia y orden. El abismo.

En la víspera de las elecciones a la Presidencia de EEUU, un grupo de republicanos cenaba en Georgetown. "Es imposible que gane Trump". Pero lo fue. Vaya que sí lo fue. Como lo fue el Brexit y muchos otros referendos que han paralizado Europa.
En Francia asistimos a un fenómeno similar. La mayoría da a Le Pen como vencedora en la primera vuelta, pero cree que sucumbirá en la segunda.
Después de ver el spot de su campaña electoral [búsquenlo en YouTube] me parece que las previsiones pueden irse de nuevo al traste. 
El mensaje no puede ser más evidente. Aparecen las playas de Francia, París, Juana de Arco, fotos familiares, mientras la voz quebrada de la candidata desglosa su ideario "como mujer, madre, abogada pero, ante todo, como francesa". 
"Sí, quiero poner Francia en orden [quizás por eso la vota el 50% de los policías] y que los franceses puedan sentirse libres en un país independiente. Lo quiero hacer en vuestro nombre, en nombre del pueblo".
En mi opinión, no hay argumentos serios para no ser pesimista.

martes, 14 de febrero de 2017

Si la caverna lo dice...


El día después de Pablo


lunes, 13 de febrero de 2017

A Iñigo Errejon en la hora de la derrota.

ideasypalabras.es/inigo-errejon-la-hora-la-derrota

Qué difícil es hacerse escuchar entre el ruido.
La voz quebrada del anticapitalista Miguel Urbán -apelando al enemigo, a las barricadas, a la resistencia, al No Pasarán- rajó de cuajo el ambiente en la plaza de Vistalegre para marcar un tono en el que la reflexión, el sosiego y la visión de largo plazo que sólo tú planteas, quedó fuera de juego.
Te van a liquidar, Iñigo, y lo sabes. La maquinaria ya está en marcha, aunque todo se vaya a disimular con la escenografía de los abrazos y el afecto. Los besos ya no tendrán el mismo sabor el martes, después de la tormenta, como no los tienen los labios de los amantes después de la traición que se perdona en un esfuerzo baldío por el recuerdo de lo que fuimos.
Tenías enfrente a genios amamantados en la manipulación de las masas. A teóricos de la bruma que saben movilizar instintos al calor de los tambores de la vieja izquierda, esa a la que el líder no quería ver ni en pintura.
Fuiste tú y lo que representas lo que siempre temieron las fuerzas hegemónicas del centro izquierda en España. Ese espacio en el que se ubica una inmensa bolsa de votantes a los que se les dio dado un menú de plato único en la Transición bajo las siglas del PSOE.
La uniformidad la marcará Iglesias, qué duda cabe. Secundado por su guardia pretoriana, tan ciega en el camino de la reedición de los fracasos habituales de Izquierda Unida que de aquí a dos años estará festejando haber conquistado un 15% del voto, como ya era regla habitual en los tiempos del adorado Anguita.
Monedero como emblema del techo de cristal, que será de hormigón armado cuando de aquí a un tiempo, te mires al espejo y recuerdes lo que pudo haber sido. No habrá más Carmenas, ni más Ada, ni más Ribó, ni más Oltra, ni más Rita Maestre. Ese Podemos de mujer que sedujo a los más tibios y que llevó a la duda a buena parte de los votantes de esa inmensa bolsa que volverá a ser patrimonio exclusivo de quienes han estado a punto de perderla cuando te tuvieron enfrente.
En el sur, la futura  reina coronada se frota las manos con tu derrota.
Y en Moncloa, el hombre que se despierta cada mañana con el Marca, se regocija pensando en la cantidad de comodines que le han caído en esta mano.
Y sin embargo, servidor te respeta y te admira profundamente, Iñigo.
Quizás es la solidaridad de los perdedores, aunque yo prefiero pensar que es simple reconocimiento del talento con el que un día, ya lejano, pusiste patas arriba el tablero político.

domingo, 12 de febrero de 2017

"Incendios" en el Arriaga.

A veces hay que sembrar fuegos. A menudo hace falta recorrer un terrible camino para llegar a uno mismo. Una mujer acaba de morir y hoy abre la puerta a su silencio y a sus secretos. Deja a sus gemelos un traje de tela verde, un cuaderno rojo y dos sobres que son como dos cajas de Pandora de las que surgen males y maravillas, y cuyo contenido les va a arrastrar a una fabulosa odisea, hacia un continente lejano, hacia un pasado desconocido, hacia un segundo nacer.
Wajdi Mouawad, el autor, es un incendiario, un despertador de conciencias y corazones. Libanés de origen, francés de formación, montrealés de adopción, prende fuego a todas las banderas y descubre mundos fascinantes que han hechizado a Mario Gas, otro incendiario del teatro. Si a su maestría en la dirección añadimos un reparto de lujo encabezado por Nuria Espert y Ramón Barea, el fuego está encendido.