Google+

sábado, 17 de junio de 2017

'La izquierda de un estado "nación de naciones". Que nadie se lleve las manos a la cabeza.

Decía una conocida militante socialista hablando sobre Cataluña, pero vale lo mismo para, por ejemplo, Euskadi : "No somos una nación sin Estado, somos una nación que tiene un Estado, el español, que también es el nuestro". "La nación catalana no niega la nación española, la enriquece, porque España es una nación de naciones".

Esto hace 40 años lo socialistas lo aprobaban a pies juntillas. Después se fueron olvidando del tema. De éste y de otros muchos. Ahora parece que se retoma. Sin duda siempre serán bienvenidos al camino de las opiniones razonables.

Rafael Hernando: el hombre que no deberíamos ser


Rafael Hernando, no solo por lo que dice sino por cómo lo dice, es el mejor ejemplo de un modelo de virilidad que deberíamos superar si efectivamente queremos construir una sociedad en la que el sistema sexo/género no siga estableciendo jerarquías entre nosotros y ellas. Si efectivamente deseamos que los valores éticos que impregnen nuestra democracia tengan que ver, como bien nos enseña el feminismo, con el reconocimiento de nuestra fragilidad y por tanto de nuestra interdependencia, con la necesidad de establecer puentes entre las y los diferentes o con la asunción de que la vida pública y privada no son opuestas sino necesariamente complementarias, necesitamos un modelo diverso de hombría que deje atrás la omnipotencia de quien se sabe sujeto privilegiado y que sea capaz de reconocer a las mujeres como la mitad igual sin la que el pacto democrático no merece este adjetivo. 

viernes, 16 de junio de 2017

¿Cuándo se cansará el Lazarillo de servir a su señor?


¿Qué dibujo queda de la España política?

0www.ecestaticos.com/imagestatic/clipping
En el mapamundi del país, que diríamos los de Bilbao, siguen los dos bloques tradicionales: el de las urgencias sociales (izquierda) y el de las urgencias económicas (derecha). 
La cuestión catalana se cuela en ambos, pero como factor de discordia. El PSOE y Podemos, por ejemplo, coinciden en el diagnóstico social, pero les separa un abismo al posicionarse ante el procés. 
Con esa excepción, el retrato de fuerzas sugiere la imagen de un nuevo bipartidismo sin estructurar y en busca de líder. Quizá sea el punto de partida para que se empiece a pensar en otra moción de censura, con Pedro Sánchez de candidato. Iglesias tiene mucho que esperar, sobre todo después de los apoyos recibidos. En España ser votado por Bildu y ERC hace buena la definición de Rivera: “Demoliciones Iglesias”.
Y esto, a su vez, tiene una consecuencia: Rajoy sale reforzado por comparación con el aspirante, pero con una contradicción: la idea de un Rajoy estable, que decide el calendario electoral y con un mandato garantizado por el éxito de los pactos presupuestarios, se deteriora levemente.
Y una posdata: sí hay mucho que censurar en la política actual. Las cifras y previsiones económicas son magníficas, las mejores de Europa; pero las siguen empañando la desigualdad y la ­corrupción. Y Cataluña tampoco encontró en esta oportunidad la clave que haga soñar con una próxima solución.

jueves, 15 de junio de 2017

Hoy en el show de Mariano su tema "Cuanto peor, mejor para todos".


La retórica del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, 
ha protagonizado un divertido clip 
que está dando de qué hablar en las redes sociales. 
Puede que estemos ante la canción del verano.

40 años después, necesitamos un nuevo diálogo y consenso para limpiar la Democracia frente a la corrupción política.

Hoy se cumplen 40 años desde las primeras elecciones tras la muerte de Franco. 

Se trata de uno de los pilares de la Transición y uno de los hechos fundacionales de la democracia española, junto a la Constitución de 1978 y el frustrado golpe de Estado de 1981. Se inició el único periodo democrático de toda la historia de este país, si exceptuamos los tres complicados años de la segunda república.

Es cierto que la Transición dejó sin resolver algunos retos fundamentales, sin embargo, la disposición al diálogo, tanto de la derecha como de la izquierda, hizo posible la convocatoria de las primeras elecciones libres y atender la imperiosa necesidad de abordar los problemas del país desde la generación de grandes consensos.



40 años después, tras estos últimos años en los que la corrupción política ha aflorado a niveles de "máxima repugnancia", poniendo en peligro la propia democracia, durante esta semana ha sido lamentable ver la pocas posibilidades de recambio que hay en España mientras las fuerzas opuestas al corrupto partido en el poder se muestren tan divididas.

miércoles, 14 de junio de 2017

Romper o quemar puentes en política siempre termina con arrepentimiento del destructor.

El reto principal de la moción de censura no era explicar por qué se presentaba la moción, hay motivos de sobra y la gente lo ha entendido bien. 

El verdadero reto era el de ser capaces de transmitir a la ciudadanía que pueden ser parte de una alternativa solvente de Gobierno con propuestas ejecutables y con capacidad para llevarlas adelante.

Y en esa alternativa, el partido clave, al día de hoy, y a corto y medio plazo también, será el PSOE. Sin él no habrá cambio. Parece que de este debate que hoy ha finalizado, se han vuelto a reconstruir, aunque sea débilmente, las relaciones con el partido político más viejo de España.

Lo que no termino de entender es por qué esa saña innecesaria contra el partido naranja que, si bien hoy solo es bastón de apoyo de unos u otros (Véase Andalucía o Madrid), algún día podría servir de apoyo real al cambio. Lo hubiera hecho hace ahora un poco más de un año, cuando incomprensiblemente Podemos se negó a apoyar el cambio político, y podría volver a ser necesario. Romper o quemar puentes en política siempre termina con arrepentimiento del destructor.

martes, 13 de junio de 2017

La moción del pene más largo

Lo peor que le podría pasar a la moción de censura de Unidos Podemos que hoy se debate en el Congreso es que sus promotores se confundieran de adversario y que lo que está llamado a ser la reprobación del Gobierno de las cloacas se convirtiera en una refriega entre las fuerzas de la oposición para demostrar quién lucha más contra la corrupción, quien es más de izquierdas y, en definitiva, quién la tiene más larga.

Existen razones suficientes para censurar a un Ejecutivo abrasado. De la inteligencia del candidato dependerá que la moción cumpla sus objetivos, entre los que es obvio que no se encuentra el de derribar a Rajoy, sino retratarle a él y a sus ninguneados socios de naranja, y ya de paso redibujar al propio Iglesias como presidenciable, algo que exige diagnósticos y, sobre todo, soluciones. Más que un golpe de efecto, la moción ha de ser un golpe en la mesa, una demostración de que existe una alternativa creíble que no se conforma con pirotecnia y que ha dejado atrás el infantilismo y las pedorretas.

Si en algún momento la moción fue pensada para mostrar las vergüenzas del PSOE, los nuevos acontecimientos deberían hacer que Iglesias reconsidere la estrategia. El tercer gran objetivo de la censura no puede ser el de volar puentes sino el de preparar el camino de un entendimiento inevitable, salvo que lo que se quiera es perpetuar al PP y su cleptocracia. La anunciada abstención de los socialistas es un paso, una señal de predisposición al pacto que no debería ser menospreciada. Tiempo habrá para competir por el tamaño del pene. Lo absurdo ahora sería continuar la guerra.

Yo no envejezco, me hago vintage :


porque
¿Cuántos?
Y es que, además ...
En definitiva

lunes, 12 de junio de 2017

Mas facilidades a las dos ruedas, menos amenazas a las cuatro.


Kike Santaren ha tuiteado esta portada ... 
¡de hace 25 años! 

Sin duda curiosa y que viene al caso 
durante estos días en los que parece que 
la administración municipal ha retomado la idea.

Yo creo que como cada municipio 
empiece a poner fronteras por su cuenta,
o a amenazar con hacerlo,
no vamos por el buen camino.

Tal vez si mimásemos más a las motos y los ciclistas
podríamos aparcar la amenaza de prohibición 
durante otra temporada.


La estrecha victoria conservadora obligará a May a abandonar la estrategia de negociar un Brexit duro.

Jeremy Corbyn no ganó las elecciones del 8 de junio, Theresa May le aventajó en 47 escaños. Pero el líder laborista tampoco las perdió, porque ganó 31 diputados respecto a las elecciones de 2015, mientras que May perdió 12, junto con la mayoría absoluta.

eldiario.es//Brexit-beneficiado-Corbyn
En la calle se ve la euforia de los progresistas británicos tras el resultado electoral, sobre todo porque están convencidos de que la estrecha victoria conservadora obligará a May a abandonar la estrategia de negociar un Brexit duro.

Corbyn se habría beneficiado del rechazo de parte de la población al Brexit o, cuanto menos, a la línea dura del mismo. Lo paradójico de ese argumento, tras haber leído completo el programa del partido laborista, es que Corbyn no dijo no al Brexit, ni propuso convocar un nuevo referéndum. Tampoco en Escocia. Sólo propuso una versión más blanda del Brexit.

Pueden pensar algunos que la propuesta del actual laborismo británico de apostar por las fronteras del estado nación para garantizar un auténtico control democrático de la política, especialmente de la política económica, sea la solución por la que debe decantarse la socialdemocracia para no volver a caer en las ambigüedades en las que ha estado incurriendo en estos últimos años y así diferenciarse claramente de los planteamientos económicos neoliberales.

Personalmente, no creo que esa sea la solución. Por el contrario, me gustaría que fuera posible encontrar una manera de construir instituciones que garanticen una democracia global y bienestar para todas las personas y no sólo para los ciudadanos y ciudadanas de los países ricos que puedan permitirse una política nacionalista y una apertura de fronteras a la carta.

domingo, 11 de junio de 2017

La soberanemia


Nadie esperaba que ganara el Brexit, y nadie parece tener muy claro cómo se gestiona.

www.eldiario.es/tribunaabierta/Brexit-despues-junio
El Reino Unido sigue sin tener una estrategia de negociación clara. 

El dilema entre el acceso al mercado único europeo y el control de la inmigración sigue sin resolución fácil y los equilibrios cada vez parecen más frágiles. 

Sin mercado único, parece claro que la salida de la UE pierde apoyos, pero el principal motor para la salida de la UE fue el control de la inmigración, y cualquier acuerdo con la UE que permita la libre circulación generará grandes bolsas de frustración entre los votantes Brexit. 

Nadie esperaba que ganara el Brexit, y nadie parece tener muy claro cómo se gestiona.

Vivan los mecenas