Google+

martes, 5 de septiembre de 2017

La hormiga de la Dama de Elche, Carles y Mariano

La noticia de la hormiga en la urna del museo madrileño y el cuento de la carcoma en el arca son una metáfora de la lógica de lo imposible, si se me permite el oxímoron. 



Cuando se le preguntó a Carles Puigdemont por su relación con Mariano Rajoy durante la crisis de los atentados, respondió que había habido lealtad por ambas partes e incluso explicó que, en un momento dado, le había ofrecido el número de su móvil para informarse sin intermediarios. Algo tan impensable como que un insecto se colara en una vitrina estanca.


Lo increíble es que en el último medio año apenas se han hablado, cada uno en su vitrina, en la soledad de su urna.